Páginas vistas en total

viernes, 18 de noviembre de 2011

Hola beneficios, adiós mitos

Diario  "El Tiempo.com.ve", 19.07.11:

Casi la mitad de las muertes de niños en el mundo se vinculan con la mala nutrición, y esta, a su vez, está ligada a la ausencia de la lactancia materna, un derecho de ley que tienen los más pequeños del hogar.
El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) considera que alimentar a los bebés sólo con leche materna durante los seis primeros meses puede salvar 1,3 millones de vidas por año.
(...) “No puedo amamantar”,  “dar pecho deja los senos flácidos” son algunas  frases que se escuchan entre  madres, quienes niegan a sus bebés el pecho y, al hacerlo, un gran número de beneficios para ambos desaparecen.
Ana María Sotillo,  pediatra puericultor y consejera en lactancia materna, desmiente esas falsas creencias y destaca varias ventajas que quizás pocos conozcan.
“La leche es un tejido vivo que satisface todas las necesidades nutritivas e inmunológicas del bebé  hasta los seis meses, de forma exclusiva, ya que no se necesita ni siquiera darle agua”.
La doctora, que labora en el Centro Médico Total de Las Garzas, Lechería, explica que después de esa edad se puede complementar la lactancia con otros alimentos. En esas condiciones, esta se puede extender hasta los dos años o más. “Es una decisión madre e hijo”.
Para  Sotillo,  el calostro -la primera leche que da la madre- debe ser la vacuna inicial del niño, ya que posee los anticuerpos que necesita.
Señala también que para dar pecho de forma exitosa,  el bebé es quien debe decidir cuándo apartarse del seno, es decir, cuando ya esté saciado. “Las madres no deben quitarle la teta al pequeño, ellos saben cuándo la han  vaciado completamente”.
Explica que durante el amamantamiento hay tres fases. En la primera, la leche es agua con azúcar que calma la sed del niño, la segunda está llena de proteínas y la tercera contiene ácidos grasos para el desarrollo del sistema nervioso.
-¿Los niños crecen más inteligentes si son amamantados?
- Sí, es cierto. Incluso crecen siendo más seguros, independientes y sanos.
-¿Es un mito que dar pecho vuelve  los senos flácidos?
-La verdad es que los senos pueden o no caerse después de amamantar. Todo es cuestión de contextura genética.
-¿Todas las madres pueden amamantar?
-Sí, absolutamente todas. Amamantar disminuye en el bebé riesgos de diabetes, hipertensión, obesidad, osteoporosis e incluso cáncer. Los niños se vuelven más tranquilos, son menos llorones. Además, se ahorra dinero, pues la leche materna es gratuita.
En la madre, también se reduce la posibilidad de cáncer de útero,  incrementa la seguridad en sí misma y mejora las relaciones de pareja, pues  los padres se sienten orgullosos de sus esposas. Amamantar sirve como método anticonceptivo, la madre no queda embarazada mientras da pecho. En caso de que  trabaje, puede extraerse la leche y quien cuide al bebé  se la da  en vasos o con cucharilla, no con tetero.
-El tamaño de los senos afecta la lactancia?
- Todos los senos, no importa su tamaño, producen suficiente leche para el bebé.
-¿La alimentación de la madre afecta la leche?
-La mamá se puede alimentar como siempre lo ha hecho. Lo importante es que no consuma nada en exceso.
-¿Se refuerza el vínculo maternal a través de la lactancia?
-Totalmente. No es sólo nutrición, sino también amor.
(...) Lactancia  en tándem Amamantar a dos hermanos a la vez, no importa su sexo o edad, se le conoce como lactancia en tándem. 
Para la consejera  en lactancia materna, Ana María Sotillo, esta es una práctica que refuerza la conexión entre los niños.  “El más grande se revacuna y el más pequeño disfruta de la compañía de su hermano mayor”.


lunes, 24 de octubre de 2011

La cervera sin alcohol aumenta 30% capacidad antioxidante de la leche materna

11-08-2011 / 13:31 h
Diario ABC.es

"Según un comunicado de la Generalitat, el estudio se inició en el año 2008 y en el mismo han participado 80 mujeres sanas, con diferente origen y hábitos dietéticos y cuyos bebés han nacido con el peso adecuado para su edad de gestación.
La dieta habitual de 40 de estas mujeres se suplementó durante el tiempo del estudio con 660 mililitros diarios de cerveza sin alcohol.
Así, se ha comprobado que la cerveza sin alcohol puede tener un efecto beneficioso en la madre y el lactante, al aumentar en un 30% la capacidad antioxidante de la leche materna.
La investigadora y jefa de Pediatría del Hospital Doctor Peset, Pilar Cardoner, ha señalado que el objetivo es demostrar que el aporte de un producto rico en antioxidantes como la cerveza sin alcohol podía "modificar la capacidad antioxidante de la leche humana", y con ello reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en los niños.
El grupo de investigación está formado por la jefa de Pediatría de Hospital Doctor Peset, Pilar Cardoner; la doctora Maite Hernández, miembro del Comité Español de Lactancia Materna; así como la bióloga de la Universitat de Valencia, María Miralles.
El estudio se ha llevado a cabo gracias a un convenio de colaboración entre la Fundación para la Investigación en el Hospital Doctor Peset y el Centro de Información Cerveza y Salud, entidad de carácter científico que fomenta la investigación sobre las propiedades nutricionales de la cerveza y su relación con la salud."

lunes, 29 de agosto de 2011

EL PRIMER PASO PARA UNA VIDA SALUDABLE ES LA LACTANCIA MATERNA

Ya lo sabíamos, pero el diario "El comercial" de Argentina lo confirma. 

"Buenos Aires, 27 de agosto (Télam).- El primer gran paso para una vida saludable es la lactancia materna hasta los 6 meses, "por lo cual es necesario apoyar a las madres, alentarlas y no juzgarlas", aseguró hoy el pediatra Sergio Snieg, que participó del cierre de las acciones organizadas por el Ministerio de Salud de la Nación con motivo del mes de la lactancia materna.
El pediatra del programa televisivo "Médicos por naturaleza" afirmó que "está probado que quien se alimenta con leche materna incorpora mejor otros alimentos; regula mejor el ciclo hambre-saciedad".
Hoy se realizó una jornada al aire libre en Plaza Italia, en el barrio porteño de Palermo, con música en vivo, juegos para chicos y charlas por parte de pediatras, cocineros y nutricionistas, que contó con la participación del Ministerio de Desarrollo Social, UNICEF y la Organización Panamericana de la Salud, entre otras.
A pesar del mal tiempo, numerosas familias se acercaron a las dos carpas instaladas, donde disfrutaron de la función del grupo de teatro “Los Eskaparates” y del conjunto musical infantil “Los Musiqueros”.
Además se realizaron charlas informativas en relación a la lactancia materna, como la de chef Juliana López May, que contó su experiencia a la hora de darle la teta a sus hijos y ofreció recetas y recomendaciones para la elaboración de papillas para bebés.
Durante la jornada, la directora Nacional de Maternidad e Infancia de la cartera nacional, Ana Speranza, destacó la necesidad de generar un marco legislativo que permita extender la licencia posparto como un mecanismo para favorecer el vínculo madre- hijo y promover la lactancia extendida.
La especialista en salud infantil, María Luisa Ageitos, afirmó que “la lactancia constituye un derecho para la madre y el niño, reflejado en la Constitución Nacional, por lo cual en todos los ámbitos laborales deben existir espacios adecuados para que las mamás puedan extraer su leche y almacenarla de manera higiénica”.
Finalmente, bajo el lema “Argentina por la Lactancia”, un grupo de madres se reunió para amamantar a sus hijos en una “teteada” colectiva, con el objetivo de difundir la importancia de esta práctica para la salud de los niños y de las mujeres. (Télam)."

viernes, 26 de agosto de 2011

Cómo promover la lactancia materna en establecimientos de salud

El diario electrónico RPP Nutrición reproduce los diez pasos de la OMS para una lactancia feliz. Ya los conocemos todos, pero no está de más recordarlos:

"La OPS recomienda aplicar los ´Diez pasos para una lactancia materna feliz´, elaborados por la Organización Mundial de la Salud y Unicef.
Esta iniciativa procura que los bebés nazcan en ambientes que estimulen la lactancia materna.

Los diez pasos recomendados para todos los establecimientos que proporcionan servicios de maternidad y atención para recién nacidos son:

1.    Tener una política por escrito sobre lactancia
2.    Capacitar al personal de salud
3.    Informar acerca de los beneficios de la lactancia
4.    Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la primera hora después del parto
5.    Mostrar a las madres cómo amamantar
6.    No dar a los recién nacidos alimento o líquido que no sea leche materna
7.    Permitir a las madres y sus recién nacidos permanecer juntos las 24 horas del día
8.    Alentar la lactancia materna a demanda
9.    No dar biberones, cupones ni chupones
10.  Formar grupos de apoyo a la lactancia materna.

Los estudios revelan que cerca de una quinta parte de las defunciones neonatales (menores de 1 mes) se podrían evitar si todos los recién nacidos fuesen amamantados durante la primera hora de vida.
Además, los bebés que son amamantados durante siete a nueve meses tienen, en promedio, un coeficiente intelectual seis puntos más altos que aquellos que fueron amamantados durante menos de un mes."

miércoles, 24 de agosto de 2011

La complicada misión de amamantar


La BBC publicó el 21 de agosto un curioso artículo sobre las dificultades de amamantar hoy en día. Quién no se ve reflejada en alguna de las situaciones expuestas....? Tiene razón en la necesidad de que los gobiernos promuevan la lactancia materna y en el resto de datos que aporta:

"A pesar de ser aconsejadas acerca de que "el pecho es lo mejor", no todas las madres -aunque así lo quieran- pueden amamantar a sus bebés. Al menos, no a largo plazo.
Las cifras de junio de 2011 parecían indicar que muchas mujeres estaban poniendo la sugerencia en práctica: ocho de cada diez madres en Reino Unido daban pecho a sus niños, en contraste con las cifras de 1990 que mostraban que sólo seis de diez lo hacían.
Sin embargo, recientemente se dio a conocer que sólo el 45% de esas madres continuaba amamantando a sus bebés tras las primeras seis u ocho semanas de nacidos.
Se ha puesto un gran énfasis en lograr que las nuevas mamás amamanten a sus recién nacidos. De hecho, deben demostrar si pueden hacerlo antes de ser dadas de alta del hospital.
¿Entonces por qué tantas de ellas abandonan la misión durante las próximas semanas?
Los especialistas lo atribuyen a distintas razones.

Grietas en los pezones, infecciones (como la mastitis), problemas para conseguir el bebé se prenda al pecho correctamente o el hecho de tener que cuidar a otros niños al mismo tiempo pueden ser algunas de ellas.

Sin ayuda

Rosie Dodds, consejera de la Fundación Nacional del Parto (NCT, por sus siglas en inglés), asegura que las mujeres no están recibiendo la información que necesitan.
"El 90% de las madres que dejan de amamantar no quieren hacerlo. No obtienen la ayuda que necesitan".
Dodds cree que el énfasis en los beneficios de dar pecho sólo las hace sentir culpables, cuando en realidad deberían estar molestas por no haber recibido el apoyo que requerían.
Por su parte, Janet Fyle, del Royal College de parteras, considera que las mujeres necesitan el apoyo de su familia inmediata y su pareja porque la actitud de la sociedad no ha cambiado.
"La lactancia materna debe ser aceptada socialmente. No debe resultar raro o incómodo si una mujer comienza a alimentar a su bebé en un café, por ejemplo. Sin embargo, muchas madres aún sienten que no pueden dar pecho si están fuera de casa".

Además, dice Fyle, es necesario que los gobiernos tomen la iniciativa y promuevan la lactancia materna.
Y advierte: "las cifras no son buenas, corremos el riesgo de retroceder".

"Desagradable"

Ellie Lee, de la Universidad de Kent, se especializa en la crianza de los hijos y ha llevado a cabo investigaciones sobre las actitudes que los niños toman hacia el pecho y el biberón.
Para ella, el problema no es la falta de asesoramiento o promoción de la lactancia materna.
"Aunque muchas mujeres afirman haber tenido la información que necesitaban, no pudieron dar pecho. Algunas lograron amamantar a su primer bebé, pero no al siguiente. Para otras, en cambio, simplemente resulta desagradable".
"El mensaje tiene que adaptarse a la realidad y debe ser mucho más pragmático. Algo como: haga lo mejor que pueda y deje de amamantar cuando usted así lo desee".
Se trata de un asunto complejo, asegura, y por ello no cree que las cifras mejoren considerablente."