Páginas vistas en total

miércoles, 24 de agosto de 2011

La complicada misión de amamantar


La BBC publicó el 21 de agosto un curioso artículo sobre las dificultades de amamantar hoy en día. Quién no se ve reflejada en alguna de las situaciones expuestas....? Tiene razón en la necesidad de que los gobiernos promuevan la lactancia materna y en el resto de datos que aporta:

"A pesar de ser aconsejadas acerca de que "el pecho es lo mejor", no todas las madres -aunque así lo quieran- pueden amamantar a sus bebés. Al menos, no a largo plazo.
Las cifras de junio de 2011 parecían indicar que muchas mujeres estaban poniendo la sugerencia en práctica: ocho de cada diez madres en Reino Unido daban pecho a sus niños, en contraste con las cifras de 1990 que mostraban que sólo seis de diez lo hacían.
Sin embargo, recientemente se dio a conocer que sólo el 45% de esas madres continuaba amamantando a sus bebés tras las primeras seis u ocho semanas de nacidos.
Se ha puesto un gran énfasis en lograr que las nuevas mamás amamanten a sus recién nacidos. De hecho, deben demostrar si pueden hacerlo antes de ser dadas de alta del hospital.
¿Entonces por qué tantas de ellas abandonan la misión durante las próximas semanas?
Los especialistas lo atribuyen a distintas razones.

Grietas en los pezones, infecciones (como la mastitis), problemas para conseguir el bebé se prenda al pecho correctamente o el hecho de tener que cuidar a otros niños al mismo tiempo pueden ser algunas de ellas.

Sin ayuda

Rosie Dodds, consejera de la Fundación Nacional del Parto (NCT, por sus siglas en inglés), asegura que las mujeres no están recibiendo la información que necesitan.
"El 90% de las madres que dejan de amamantar no quieren hacerlo. No obtienen la ayuda que necesitan".
Dodds cree que el énfasis en los beneficios de dar pecho sólo las hace sentir culpables, cuando en realidad deberían estar molestas por no haber recibido el apoyo que requerían.
Por su parte, Janet Fyle, del Royal College de parteras, considera que las mujeres necesitan el apoyo de su familia inmediata y su pareja porque la actitud de la sociedad no ha cambiado.
"La lactancia materna debe ser aceptada socialmente. No debe resultar raro o incómodo si una mujer comienza a alimentar a su bebé en un café, por ejemplo. Sin embargo, muchas madres aún sienten que no pueden dar pecho si están fuera de casa".

Además, dice Fyle, es necesario que los gobiernos tomen la iniciativa y promuevan la lactancia materna.
Y advierte: "las cifras no son buenas, corremos el riesgo de retroceder".

"Desagradable"

Ellie Lee, de la Universidad de Kent, se especializa en la crianza de los hijos y ha llevado a cabo investigaciones sobre las actitudes que los niños toman hacia el pecho y el biberón.
Para ella, el problema no es la falta de asesoramiento o promoción de la lactancia materna.
"Aunque muchas mujeres afirman haber tenido la información que necesitaban, no pudieron dar pecho. Algunas lograron amamantar a su primer bebé, pero no al siguiente. Para otras, en cambio, simplemente resulta desagradable".
"El mensaje tiene que adaptarse a la realidad y debe ser mucho más pragmático. Algo como: haga lo mejor que pueda y deje de amamantar cuando usted así lo desee".
Se trata de un asunto complejo, asegura, y por ello no cree que las cifras mejoren considerablente."


No hay comentarios:

Publicar un comentario