Páginas vistas en total

martes, 29 de marzo de 2011

Mi primer "bache": el punto blanco o perla blanca.

Daniela seguía creciendo cada vez más y se iba convirtiendo cada día en una personita encantadora. 
Continuaba con la lactancia a todas horas! Por la calle, en restaurantes, en casa de amigos... Nada ni nadie me han detenido nunca. Al principio tengo que reconocer que da un poco de apuro sacarse un pecho delante de la gente, sobre todo delante de familiares y amigos. Pero poco a poco vas perdiendo el miedo y te das cuenta de que cualquier esfuerzo es poco para el bienestar de tu bebé. 
Seguía con las reuniones en el CAP, donde poco a poco se fueron incorporando más y más mamás. 
Mi primer "bache" surgió con el temido "punto blanco" o "perla blanca". Me dolía el pezón, tenía una especie de escozor que me hacía ver las estrellas. Además, nada le quitaba el hambre a Daniela, así que seguía con las tomas a pesar del dolor. 
El causante del dolor era un puntito blanco, una pequeña ampolla de color blanco en el centro del pezón. Esto es  el resultado de un conducto obturado por la leche.
Como no podía con el dolor, acudí a una reunión de "Do de Pit", en Tarragona, donde me atendieron maravillosamente. Debo dar las gracias desde aquí a Rocío Solís, por su apoyo, su  ayuda desinteresada y su dedicación al fomento de la lactancia. Me enseñó a pincharlo con una aguja esterilizada y a extraer el "punto blanco". En poco tiempo quedó eliminado del todo y el dolor desapareció. Volvió a repetirse el mismo suceso en alguna que otra ocasión, pero sabiendo la solución, queda eliminado el problema!
Qué alegría produce amamantar a tu bebé sin problemas. Es una sensación indescriptible...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario